Mientras se sometía a radioterapia para combatir el cáncer de seno, esta madre tomó la difícil decisión de enviar a su hija a vivir con su familia durante el encierro.

Emma Brand, de Liverpool, tomó la decisión de enviar a Felicity a vivir con su padre el 18 de marzo, y no pudo verla en ningún momento porque estaba pasando la cuarentena alejada de ella.

A partir del lunes 1 de junio, se anunció en el Reino Unido que se acababa el confinamiento y que podía ir a ver a sus a tus seres queridos. Emma fue corriendo a ver a su hija que no dudo en saltar a los brazos de su madre en cuanto pudo.

El connmovedor vídeo fue compartido por Emma en Facebook y se ha vuelto viral conmoviendo a todo el mundo.