La crisis del coronavirus está dejando muchas imágenes poderosas y la de este hombre es una de las más sentidas que hemos visto.

El video, grabado en la ciudad de Ezhou en la provincia de Hubei el 20 de marzo, muestra a cientos de residentes locales parados a ambos lados del camino para despedir al personal médico de Guizhou que viajó a Hubei para luchar contra el coronavirus.

Un hombre fue visto arrodillado e inclinándose en la carretera para mostrar su gratitud a los trabajadores médicos.

Según los informes, once personas de la familia de este hombre habían estado infectadas con el coronavirus. Gracias a los trabajadores médicos, todos se han recuperado y dado de alta del hospital.

Un vídeo emocionante que esconde una buena noticia dentro de esta terrible crisis.

© Newsflare / ChinaRecorder

VER MÁS: Se le escaparon las lágrimas