El día de tu boda esperas que sea un día espléndido y que todo salga a la perfección y aunque los novios tengan cuidado todos los detalles hay cosas que no se pueden controlar como la meteorología, sino que se lo digan a esta novia que seguramente nunca imaginó que caería semejante chaparrón el día de su boda y menos en una ciudad como Sevilla.

"Novia mojada, novia afortunada" dice el refrán y buena suerte es lo que tuvo finalmente esta joven que se casaba el pasado 7 de septiembre en Sevilla. Justo cuando su coche llegaba a la plaza de El Salvador para dejar a la novia en la puerta de la iglesia un fuerte chaparrón comenzó a caer. La novia se quedó esperando en el coche para no arruinar su vestido.

Sin embargo, tras 15 minutos y viendo que la lluvia no cesaba unos amables camareros, José, de la Freiduría El Salvador y un compañero del bar de al lado decidieron acudir a su rescate. Así que cogieron una de las enormes sombrillas de la terraza y se acercaron al coche para socorrer a la novia ante los vítores de los invitados, expectantes en la puerta de la iglesia, y la gente que había por la zona.

Juan Parejo (@Juanpress) del Diario de Sevilla, fue testigo de la emocionante escena y decidió compartirlo a través de las redes sociales que rápidamente se viralizó logrando más de 5.000 retuits y más de 14.000 'me gustas'.