Will es un niño que tiene sólo un año de edad y que nació con síndrome de down, desde que aprendió a gatear siempre ha querido volar y en la familia no paraban de bromear con que un día despegaría.

Una predicción que se hizo realidad gracias a su padre, Alan Lawrence, un fotógrafo que vive en Utah junto a su mujer y sus cinco hijos. Un día sacó a Will al campo se hizo una foto sujetándolo y luego se borró con Photoshop para crear la ilusión de que estaba volando.

Esta fue la primera de muchas fotos en las que el pequeño Will aparece volando, ”Estas fotos han cobrado un significado muy especial para mí cuando pienso en los desafíos singulares a los que Wil se va a enfrentar cuando crezca. Espero enseñarle que, incluso con su minusvalía, puede hacer cualquier cosa que se proponga”, explica su padre.

Alan está preparando un proyecto llamado ‘Bringing The Light’, con el que pretende inspirar y apoyar a otras familias que conviven con el síndrome de down, se trata de una campaña en Kickstarter para recaudar 12.500 dolares. La idea es usar una mitad del dinero para sacar un calendario con las fotos voladoras de Will y la otra mitad donarla a dos asociaciones de síndrome de down. http://www.rubysrainbow.org/ http://reecesrainbow.org/

Además Alan pretende hacer un viaje en caravana hasta California para visitar a cinco familias con síndrome de down, un viaje que podremos seguir a través de los videos que subirá a su canal de youtube. Una increíble historia que merece ser contada, si Will puede volar y conseguir todo lo que se proponga a pesar de tener síndrome de down, tú también puedes.