Liopardo » Sniff

Centímetros Cúbicos

Un chico con asperger da un beso a su madre por primera vez después de que su familia adopte a un perro

Un chico con asperger da un beso a su madre por primera vez después de que su familia adopte a un perro

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Joey Granados es un chico de 14 años de Los Ángeles con síndrome de Asperger que tiene serios problemas con el contacto físico y las muestras de afecto, unos problemas que mejoraron después de que su familia a adoptara a Roxy,. Joey Grandos fue diagnosticado con síndrome de Asperger cuando tenía sólo siete años, es un chico retraído, obsesivo y que no lleva bien los cambios. Pero sus problemas para relacionarse mejoraron significativamente después de que su familiar adoptara a Roxy, un pit bull rescatado de la calle. Un mes después de que Roxy entrara en la familia Joey le dio un beso en la mejilla a su madre por primera vez en su vida. "Fue algo maravilloso. Ver como finalmente Joey entendía un poco lo que significa ser amado, no hay palabras para describirlo", explicó su madre Amanda Granados a The Huffington Post.

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

Las habilidades sociales de Joey empezaron a mejorar tras la llegada de Roxy. "Empezó poco a poco, el me pidió que le cogiera la mano cuando íbamos caminando. Después progresó y él llegó a darme un abrazó y hasta un besó", asegura Amanda Granados. "Joey es mucho más feliz. Creo que tener un amigo que siempre está ahí pase lo que pase y que nunca te va a juzgar ha significado una gran diferencia para él", sentencia su madre.

Publicidad