Un perro murió 15 minutos después que su dueño perdiera una desgarradora lucha contra el cáncer cerebral.

Stuart Hutchison, un joven de 25 años, pasó ocho años luchando contra un tumor cerebral y, a pesar de las cirugía y la quimioterapia, el cáncer se propagó hasta sus huesos y falleció el 11 de agosto en su casa.

Stuart, quien se casó con su esposa Danielle, de 22 años, en enero, adoraba a su Frenchie de dos años, Nero.

Según contó su madre Fiona Conaghan a medios locales, su hijo murió alrededor de la 13:15 y su perro Nero falleció un poco después alrededor de las 13:30. "Tenían tres perros, pero él y Nerón eran solo uno. Nero siempre estuvo a su lado", aseguró.

"Llegamos a Stuart a casa hace cuatro semanas. Quería morir en su casa porque allí nació. Lo cuidamos en casa. Lo esperábamos, pero aún es difícil, todavía es un shock y un trauma cuando finalmente llega", explico su madre.

Cuando finalmente Hutchison falleció en su casa en Escocia, su familia descubrió que su perro no estaba en buen estado por lo que lo llevaron a un veterinario de urgencia. Allí lo revisaron y vieron que algo se había "roto su columna vertebral" y, momentos después, falleció, exactamente 15 minutos tras la muerte de su dueño.

La madre contó que la esposa del joven estaba devastada por perder a su esposo y a Nero casi simultáneamente. "Ha sido muy fuerte, pero ahora ambos están juntos", agregó.

VER MÁS: ¡Adorable momento perruno!