La crisis del coronavirus está afectando a todos los resortes de la sociedad. Si bien es cierto que la mayoría se encuentran confinados, un pequeño porcentaje es el que sigue trabajando.

Precisamente ese está siendo el sector clave de esta crisis: trabajadores de supermercados, Policía, cuidadores de mayores y, sobre todo, los sanitarios que están trabajando a destajo para curar a los infectados.

La saturación de los servicios y la dureza de las jornadas están siendo dos factores clave en muchos hospitales con el personal al límite.

En medio de esa situación se ha vuelto viral un tuit de un padre sobre su hija enfermera. En él muestra una fotografía de su rostro completamente marcado por la mascarilla y el traje de protección. Denuncia su agotamiento, pero asegura que sigue con ánimos para continuar.

Aun así, lo más importante, dice, es hacer caso a la recomendación de quedarse en casa y facilitarles el trabajo. Al poco tiempo el tuit se ha vuelto completamente viral con cerca de 123.000 ‘me gusta’ y los usuarios han reaccionado agradeciéndoselo.

Pincha en el vídeo para verlo.

VER MÁS: Imposible