Todos los años, el colegio de primaria Benjamin Franklin, en Washington, dedica una semana a promover la bondad entre sus alumnos. Este año uno de sus alumnos, Keoni Ching, de 8 años, recaudó dinero para pagar las deudas de comedor de todos los alumnos del colegio haciendo llaveros que vendió por 5 dólares.

Tras juntar todo lo que había recaudado con las ventas de llaveros este pequeño con corazón gigante entregó a su director un cheque valorado en 4.015 dólares, dinero suficiente para pagar las deudas de comedor de todos los estudiantes de su colegio y donar el resto a otros colegios.

El gesto del pequeño no ha pasado desapercibido entre los medios que, tras una entrevista con sus padres, descubrieron el motivo que lo impulsó a llevarlo a cabo. Keoni se inspiró en Richard Sherman, estrella de la NFL, la liga de fútbol americano, que el año pasado donó 27.000 dólares para pagar la deuda del comedor de los estudiantes de un colegio.

Con ayuda de su familia, Keoni comenzó a fabricar llaveros personalizados en diciembre del año pasado y llamaron al proyecto 'Keychain Kindness' (llaveros de la bondad) en honor a la semana de la bondad. El pequeño ha hecho más de 300 llaveros y ha conseguido el resto del dinero con donaciones, una persona llegó a darle 1000 dolares.

Tras el éxito, Keoni no se va a quedar quieto y planea continuar fabricando y vendiendo llaveros, esta vez para beneficiar a un hospital infantil local.

VER MÁS: El truco definitivo