Morena, fue víctima de abuso en tres ocasiones en el 2018 hasta que su atacante fue detenido y procesado. Tras vivir este terrible episodio, quiso seguir con su vida normal como cualquier niñas y celebrar su cumpleaños junto a sus amigas pero ninguna apareció en la fiesta.

Julieta Colinas, al ver a su hija desolada porque nadie acudió a la fiesta que había montado no dudó en contactar a las madres de las amigas de su hija para enfrentarse a ellas.

Además, difundió los chats que tuvo con las otras madres donde la acusaban a ella de estar "fallando" en su papel. "Yo a mi hija la cuido y no voy a dejar que le pase algo", le respondieron.

"¿Qué piensan? ¿Qué mi hija es una mala nena porque fue abusada? ¿Crees que porque tuvo que enfrentarse a algo feo en su vida, no puede ser una nena con valores y bien educada? Me duele en el alma estas cosas", escribió Colinas en su Instagram, donde también habló de lo sucedido.

Después de que la historia se volviera viral los vecinos de Villa Ballester donde vive Morena se solidarizaron y organizaron un picnic en una plaza para celebrarel cumpleaños de la niña.

VER MÁS: Le dicen que va a ser adoptado como regalo de Navidad