Liopardo » Sniff

ADORABLE

Los mensajes de amor de un abuelo en el grupo de WhatsApp familiar consiguen 250.000 'me gusta'

"Quédate con quien te presuma como mi abuelo a mi abuela", escribió @CarlotaSwaggy en Twitter.

Publicidad

Esta es una historia de amor verdadero y eterno como pocas hemos visto en redes sociales. Una de esas historias que resisten el paso del tiempo y que te hacen tener fe en el amor y en la humanidad en general.

Fue la usuaria de Twitter @carlotaswaggy la que compartió la historia de sus abuelos sin saber que acabaría volviéndose viral y reventando Twitter.

"Quédate con quien te presuma como mi abuelo a mi abuela", escribió Carlota junto a unos pantallazos del grupo familiar de WhatsApp. En ellos se ven las fotos que su abuelo Pedro comparte de su abuela y los geniales mensajes que escribe presumiendo de ella y de lo guapa que es.

 

Posteriormente, visto el éxito del tuit que había superado los 250.000 'me gusta', la joven quiso ampliar la historia publicando otras imágenes de sus abuelos abrazándose, besándose y acariciándose. Además de compartir una imagen en blanco y negro de su boda.

Por último Carlota compartió este poema que su abuelo le escribió a su abuela:

Qué suerte haber nacido en Puerto Serrano.

¡Qué suerte, qué suerte tengo!

Cuando nos conocimos...

yo tenía un pantalón corto, azul con peto

y tú una batita rosa

con una cinta blanca en el pelo

Yo, con unas alpargatas blancos

con un ‘rajón’ en el dedo,

y tú con ‘zapatitos’ de charol

que me veía la cara en ellos

¡Qué suerte, qué suerte tengo!

Yo corría tras de ti

más que un galgo tras la liebre,

y tú me dabas esquinazos

día tras día, meses tras meses,

pero yo sabía que esperar... la niña

de mis amores bien lo merece.

Yo tenía el pelo corto

y tú una mata de pelo

que se paraban las gentes

para ver tu pelo negro.

¡Qué suerte, qué suerte tengo!

Así pasaban los días,

así transcurría el tiempo,

tardé mucho en conquistarte,

muchos veranos e inviernos.

A mí me creció la barba

a ti unos grandes ojos negros

eras la más bonita

de todas las mozas del pueblo.

¡Qué suerte, qué suerte tengo!

No pasaba un solo día sin verte

si quería seguir viviendo

Tus ojos me daban vida

y tu cuerpo mi alimento

y así iba pasando el tiempo

¡Qué suerte, qué suerte tengo!

Y me distes el primer beso

los ojos se te cerraron

de vergüenza y de rubor.

qué fuerza tienen tus ojos

que hasta el cielo se nubló

Llegaron momentos muy duros

a mí me llevaron a África

tú, te desterraste sola

en un cortijo perdido

entre toros y chaparros

entre cochinos y olivos.

Nunca me dieron permiso

casi dos años sin verte,

no merezco tal castigo.

Esperaba tus cartas

como un soplo de aire fino,

tus cartas me daban fuerza

para sostenerme vivo.

Pero me esperabas tú

lo que más quiero

lo que yo siempre he querido

por tu amor yo sigo vivo.

¡Qué suerte, qué suerte tengo!

De haber nacido en tu pueblo,

en tu pueblo... que es el mío

de ver amanecer el día

... y el haberte conocido.

¡Qué suerte, qué suerte tengo!

Una relación de amor puro que derretira el corazón de todo el que vea las imágenes.

Publicidad