Liopardo » Sniff

Liopardo

Lobo, el perro que aprendió sólo a empujar la silla de ruedas de su dueño

Lobo, el perro que aprendió sólo a empujar la silla de ruedas de su dueño

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

La historia de amistad entre Joao y Lobo, un hombre y su perro, ambos de la ciudad de Taiobeiras, Norte de Minas de Gerais, Brasil. Hace dos años, aproximadamente, la vida de Joao cambió por completo. Un accidente de motocicleta le hizo perder la movilidad en sus dos piernas y desde entonces ha necesitado de una silla de ruedas para poder desplazarse.

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

Un buen día, la familia de Joao decidió que era un buen momento para adoptar a un perro de la calle, de darle un hogar. Y un buen momento para que Joao dejara de estar sólo. Joao y Lobo se volvieron inseparables desde el minuto uno pero un día paso algo inesperado. Una tarde Joao se encontraba atascado subiendo una cuesta cuando noto que algo empujaba su silla, era nada menos que su perro.

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

"Toda la complicidad ya existía entre nosotros, pero lo que hizo Lobo aquel día y que le salió a él sin que nadie se lo pidiese, ayudarme de aquella forma a salir de aquella acera de la que yo no hubiera podido salir sólo, fue algo realmente conmovedor".

 

Desde ese momento, cada vez que salen juntos de pase, Lobo se lo toma como un juego y no duda en socorrer a su dueño siempre que éste lo necesite. Cuando se cansa, simplemente continúa caminando a su lado.

Publicidad