Liopardo » Sniff

SORPRESA

Llevaba 10 años intentando quedarse embarazada, fue al hospital pensando que tenía apendicitis y resulta que estaba de parto

La increíble historia de una mujer que sufría de dolor de estómago y estaba a punto de que le extirparan el apéndice cuando los médicos descubrieron que en realidad estaba de parto.

Newsflare

Publicidad

Una mujer que experimentaba fuertes dolores de estómago se enteró de que estaba de parto cuando estaba a punto de que le extirparan el apéndice.

Janice Kerwick, de 43 años, pensó que era infértil porque había estado tratando de quedarse embarazada de su esposo Daniel, de 39 años, durante una década, y ninguno de los tratamientos de fertilidad había funcionado.

Llevaba meses sufriendo dolores de estómago, pero tres pruebas de embarazo dieron negativo y había adelgazado.

A medida que el dolor se hizo más intenso, los médicos diagnosticaron apendicitis y la prepararon para una cirugía de emergencia.

Solo cuando se hizo la prueba de embarazo obligatoria dos horas antes de pasar por el quirófano, descubrió que estaba embarazada de 8 meses.

Arabella nació feliz y saludable unas horas después, un bebé milagroso para la pareja que había renunciado a la idea de tener un hijo juntos.

"Realmente no tenía idea de que estaba embarazada

Janice, de Bexleyheath, al sureste de Londres, dijo: "Pasé de creer que era infértil y que tenía apendicitis, a que me dijeran que faltaban dos horas para tener un bebé".

"Realmente no creía que estuviera sucediendo hasta que sostuve a Arabella en mis brazos. Suena descabellado, pero realmente no tenía idea de que estaba embarazada".

"Había bajado una talla de vestido, no había sentido patadas y obtuve tres resultados negativos en la prueba de embarazo. Después de tantos años de querer un bebé, habíamos dejado de pensar que alguna vez sería posible, especialmente después de que la FIV no funcionó".

Janice ha explicado que ella y Daniel, que tiene dos hijos de otro matrimonio, habían intentado tener un hijo durante diez años. Incluso habían seguido las rutas de FIV y adopción con poco éxito y creían que Janice era infértil porque le habían diagnosticado síndrome de ovario poliquístico en su juventud.

El año pasado, la pareja acordó que finalmente dejarían de intentarlo y Janice aceptó que solo sería una madrastra.

Pero Janice comenzó a sufrir severos dolores de estómago a fines de 2020, y estuvo entrando y saliendo del hospital durante meses mientras los médicos buscaban una explicación.

El embarazo parecía la opción menos probable, no solo por su síndrome de ovario poliquístico, sino porque había estado a dieta desde enero pasado y estaba perdiendo peso constantemente.

Ella dijo que después de tomar tres pruebas de embarazo negativas, habían pasado por una serie de posibles diagnósticos, desde gastritis hasta neumonía y un problema estomacal severo.

A pesar de apenas haber procesado la noticia ella misma, se llevó a cabo su cesárea y la pequeña Arabella, su bebé milagroso, nació a las 9:55 pm del 22 de junio, con un peso de 5 libras.

Después de que se llevaron a la madre y al bebé para los chequeos, Janice finalmente pudo abrazar a su hija a la mañana siguiente, lo que dijo que fue una "experiencia llena de lágrimas". Pero a pesar de la conmoción del nacimiento, Janice y Daniel dijeron que era lo mejor que les podía haber pasado.

VER MÁS: ¡Divertido!

Publicidad