Liopardo » Sniff

Liopardo

La increíble historia de Carry Ulreich, la Ana Frank con final feliz

La increíble historia de Carry Ulreich, la Ana Frank con final feliz

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Carry Ulreich se llama ahora Carmela Mass. Vive en Israel y es una de las pocas nonagenarias que puede decir haber sobrevivido y documentado el horror nazi en la ciudad portuaria de Holanda, Rotterdam. Carry tiene 93 años y su historia es una de las pocas historias felices de la II Guerra Mundial, ella al contrario que Ana Frank si sobrevivió a los nazis y pudo de documentarlo todo en una serie de increíbles diarios.

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

El diario de Ulreich, publicado en Holanda bajo el nombre "De noche sueño con la paz", aporta nuevos detalles sobre como vivían los judios ortodoxos en Rotterdam en los años 30. Carry solo tenía 16 años cuando se produjo el bombardeo de Rotterdam en 1940 y ha acabado siendo una de los 25.000 judíos que se salvaron en Holanda. Ulreich, como Ana, también se escondió de los nazis junto a su familia, cobijándose en casa de unos vecinos que se jugaron la vida. Zijlmans, la familia que salvó del genocidio a esta superviviente, era católica practicante. Aunque los roces teológicos no crearon enfrentamientos, la pequeña de los Ulrich sí se quedó confundida al tener que comer comida que no era kosher mientras vivía con ellos. Carry tuvo contacto con la familia Zijlmans hasta el final. De hecho, la familia cedió a los Ulrich una habitación con ventana, mientras que ellos dormían “ en el rincón de las patatas y sin ventilación“, declaró la nonageneria en una rueda de prensa. Durante los tres años que la familia Ulrich estuvo escondida en esa casa, tuvieron que soportar razias de los nazis y un silencio sepulcral cuando los dueños de la casa se iban a misa. Todo se paralizaba en ese momento. Cuando la pesadilla terminó ambas familias siguieron manteniendo el contacto, incluso cuando Carry se marchó a Israel en 1946, a solo dos años de declararse su independencia.

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

Carry Ulrich acabó casándose con Jonathan Mass, un miembro británico de la Brigada Judía que ayudó a los judíos de Holanda a recoger los pedazos rotos de sus vidas. Ahora vive al sur de Tel Aviv y, a pesar de que nunca pensó en publicar sus diarios, su hijo no quiso que su historia quedase solo para la familia.

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

VER MÁS: Le sentaron junto a los 669 niños que salvó de los Nazis y su reacción al descubrirlo te emocionará

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

Publicidad