Hace 11 años, Lin Xiaofen, una mujer taiwanesa, tuvo un accidente automovilístico que la dejó en estado crítico. En aquel momento los médicos tuvieron que recurrir a transfusiones de sangre para mantenerla con vida y finalmente lo consiguieron.

Tras sufrir el horrible accidente Lin estaba en una situación crítica y tuvo que recibir transfusiones de casi 5 litros de sangre. Se recuperó pero se quedó con un desorden que hizo que necesitara posteriores transfusiones de sangre.

Pero 11 años después cuando le contó a su nuevo novio, Lian Zhicheng, sobre el accidente el bromeo si podía haber sido uno de los donantes.

Decidieron hacerse unos cuantos tests y descubrieron que efectivamente Lian fue una de las personas que salvo la vida de Lin donando sangre.

 

La pareja no se conoció hasta seis años más tarde, cuando ella se mudó a Hsinchu, en el noroeste de Taiwán. Su conexión, según cuenta Metro, fue instantánea.

VER MÁS: Graban a una pareja teniendo sexo sobre una estatua