Jarom Hadley Nathaniel Rihari, un joven de 17 años de Nueva Zelanda, falleció en junio de 2017 en un supuesto suicidio. Un emotivo funeral tuvo lugar en honor del joven en el que sus hermanos y amigos más íntimos realizaron una haka como parte del rito maorí.

Las imágenes grabadas por Anthony Hall han visto la luz ahora y se han vuelto virales rápidamente. Varios de los participantes en la haka ‘Tau ka tau’ se emocionan y el chico que se encuentra en el centro de la imagen apenas puede contener las lágrimas.