Liopardo » Sniff

Liopardo

Ella le compró un café a un mendigo y el le entregó una nota que te estremecerá

Ella le compró un café a un mendigo y el le entregó una nota que te estremecerá

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Liopardo | Madrid
| 27.02.2018 00:18
Casey Fischer, una joven estudiante de Connecticutt, caminaba por el centro de la ciudad de Guilfodrd una mañana antes entrar a clase. A pesar del frío y, de que tenía prisa se detuvo a ver a un mendigo que estaba pidiendo dinero a la gente. Casey lo observó un rato y continuó su recorrido hacia una cafetería en la esquina. Esperó en la fila, hizo su pedido habitual y mientras estaba desayunando volvió a verlo. "Estaba de pie y miraba los precios. Lo vi contar las monedas que había recolectado en la calle, para ver si con ellas podía comprar algo y entonces me acerqué a hablarle. En un principio fue frío, creo que porque nadie nunca le hablaba. No sé qué me llevo a hacerlo, fue un impulso o algo así. Le ofrecí un café con tostadas y él las aceptó de inmediato”, explica Casey. Casey se quedó conversando con el mendigo, llamado Chris, un buen rato en el que este le explicó su triste historia: "Me contó que su padre lo había abandonado al nacer y que su madre murió poco tiempo después producto de un cáncer. La historia era terrible y yo me angustié mucho. Pero él disfrutaba de su café como si no hubiera tomado uno hace años". El mendigo le admitió que lo único que hubiera querido en la vida era poder ser un orgullo para su madre pero no lo consiguió. Tras una hora de charla se levantó para irse a clase pero Chris la detuvo y le pidió un momento para escribirle algo. Le dio un papel a Casey y se fue antes de que ella pudiera leerlo.

Imagen no disponible | Montaje

Al leer lo que el papel decía Casey se quedó helada por completo. "Hoy iba a matarme, pero gracias a ti, ya no lo haré. Te lo agradezco, eres una persona hermosa". FUENTE

Publicidad