Liopardo » Sniff

Liopardo

El post que está ganando facebook: "Mi mujer es enfermera. Mi mujer es una heroína"

El post que está ganando facebook: "Mi mujer es enfermera. Mi mujer es una heroína"

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

"Esta es mi mujer, Rayena Wesson, echándose la siesta. En una hora se despertará, se pondrá su uniforme y estará lista para ir a trabajar". Así comienza el escrito que Bobby Wesson, estratega de marketing en medios, padre y marido, dedicó a su mujer en Facebook, en un post que se ha compartido más de 150.000 veces. Rayena Wesson trabaja como enfermera de trauma en Birmingham, Alabama, en turnos de hasta 14 horas para después ocuparse de su hijo cuando llega a casa. En el post que Bobby Wesson, su marido, publicó en su perfil de Facebook, Reyena aparece echándose una siesta con el hijo de la pareja. "Mi mujer es enfermera. Mi mujer es una heroína".

"Esta es mi mujer, Rayena Wesson, echándose la siesta. En una hora se despertará, se pondrá su uniforme y estará lista para ir a trabajar. Todo lo que necesita para hacer su trabajo lo recogerá y lo comprobará meticulosamente -el peinado y el maquillaje lo hará rápidamente. Se quejará de que se ve horrible. Yo estaré en desacuerdo con ella y le daré una taza de café. Se sentará en el sofá con las piernas cruzadas y tratará de beber mientras juega con el niño que revolotea a su alrededor.  En ocasiones, ella mantendrá la mirada fija en un punto mientras hablamos; silenciosamente preparándose para el próximo turno. Ella cree que no me doy cuenta. Besará al pequeño, me besará a mi y se irá para cuidar de las personas que están teniendo el peor día de su vida entera. Accidentes automovilísticos, heridas por arma de fuego, explosiones, quemaduras, fracturas -profesionales, pobres, pastores, adictos y prostitutas, madres, padres, hijos, hijas y familias -no importa quién eres lo que te pasó. Ella se encargará de ti. Volverá a casa 14 horas más tarde y se quitará los zapatos que han visto la sangre, la bilis, las lágrimas y que han ardido por el dolor de pies y los dejará afuera. A veces no querrá hablar de ello. A veces no podrá esperar para hacerlo. A veces reirá hasta llorar y a veces sólo llorará - pero independientemente de estos "a veces", ella estará lista para su siguiente turno. Mi mujer es enfermera. Mi mujer es una heroína".

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

FUENTE: Europa Press

Publicidad