La muerte de un ser querido es una de las experiencias más desgarradoras que un ser humano es capaz de soportar. La fractura del alma es tal que en muchos casos nunca se supera, sino que se aprende a convivir con el dolor.

Una de esos casos es la muerte de un hijo que fue precisamente el trance que tuvieron que vivir Stephanie y John Reid, un matrimonio de Virginia, Estados Unidos.

Todo corría bajo el paraguas de la normalidad hasta que un día recibieron una llamada del hospital. Les comunicaban entonces que su hijo Dakota, de 16 años, se encontraba en muerte cerebral tras un accidente de tráfico.

El dolor invadió entonces su casa pero pese a ello decidieron que debían donar los órganos de su hijo para ayudar a otras personas y poder darles la oportunidad de mejorar sus vidas.

Ahora, un vídeo en el que John recibe un precioso regalo que no esperaba se ha hecho viral. Abrió la caja y se encontró un pequeño osito de peluche al que se le oía fuertemente un latido de corazón.

En ese momento leyó una carta y conoció que se trataba de un regalo de Robert O'Connor, el receptor del corazón de su hijo, lo que desató por completo su emoción y no pudo parar de llorar.

En declaraciones a CBS, John admitió estar muy sobrecogido con el regalo. “Cuando obtuve el oso, mi corazón se llenó de alegría. No esperaba nada de esto.”, dijo.

Explica que su propósito ahora es continuar fomentando la política de donaciones. "Queremos compartir nuestra historia para promover las donaciones de órganos y mostrar a las familias cómo realmente esto ayuda a sanar y conocer más de cerca esta realidad".

Desde la recepción del regalo han estado en contacto permanente con Robert y ahora el matrimonio planea reunirse él para conocerse en persona.

VER MÁS: ¡Soltaron mariposas en la boda y ocurrió un milagro!