Liopardo » Sniff

Liopardo

Después de una insignificante propina, cuatro adolescentes dan al camarero que les atendió la sorpresa de su vida

Después de una insignificante propina, cuatro adolescentes dan al camarero que les atendió la sorpresa de su vida

Restaurantes de nombre sorprendente

Pexels Restaurantes de nombre sorprendente

Publicidad

La hostelería es un oficio realmente duro. Muchas horas de pie detrás de la barra, viendo cómo los demás se lo pasan en grande mientras tú estas trabajando sin parar. Por eso, las propinas es uno de los momentos favoritos de los camareros, pues son una pizca de agradecimiento por los servicios prestados. Sin embargo, los clientes no siempre quedan satisfechos o no saben muy bien dar una propina acorde a cómo han sido tratados. Esto es lo que les pasó a un grupo de 4 chicas de 13 años después de pasar una agradable tarde en un bar. El camarero estuvo pendiente de ellas en todo momento y se preocupó porque todo estuviera en orden. Para su desgracia, las chicas le dejaron una propina que no superaba los 3 dólares y se sintió poco valorado. Pero, para su sorpresa, recibió una carta de ellas y todo cobró sentido.

la-carta-de-las-clientas.png
Liopardo | Liopardo

carta-2-de-las-clientas.png
Liopardo | Liopardo

“Querido señor camarero: Hace una semana y media, el 7 de Octubre, mis 3 amigas y yo fuimos a comer a su restaurante para celebrar nuestra reunión de antiguas alumnas. Fue una experiencia emocionante estar ahí nosotras solas, era algo nuevo. Y tú fuiste el mejor camarero: amable, servicial, cortés, no nos trataste como bebés ¡y hasta conseguiste traer una comida que se acomodara a todas mis alergias! Así que quería darte las gracias por hacer nuestra experiencia de “mayores” tan increíble y divertida. También quiero disculparme en nombre de todas. Ya que todo esto era nuevo para nosotras, nuestras mentes treceañeras no supieron exactamente qué hacer con la factura. Nos ayudaste a dividirlo todo y te llevaste nuestro montón de monedas. La cuenta era razonable, pero nos olvidamos completamente (sinceramente, algunas ni lo sabíamos) de la propina, y no sabíamos ni cuanto dejar. Así que vaciamos nuestros bolsillos y lo que teníamos eran 3,28$. No nos dimos cuenta de lo poco que era realmente y nos marchamos, sin tener ni idea de lo que te dejamos por todo tu duro trabajo. Más tarde, nos dimos cuenta de nuestro error y nos sentimos FATAL. Supimos que teníamos que arreglarlo. Así que en este sobre encontrarás una correcta propina de 18$ más algo extra por ser genial. Apreciamos tu ayuda y paciencia, y gracias por hacer nuestra noche divertida. ¡Gracias! -Las 4 adolescentes de aquella noche.”

Publicidad