El doctor Robert Parry, director de cirugía pediátrica del Hospital Infantil Akron, en Akron, Ohio, es un médico especial que hace las cosas diferentes. Cada vez que tiene que tratar un niño al que le va a quedar una cicatriz se asegura de que se lleve un recuerdo bonito que le anime y para ello los sorprende con un apósito dibujado a mano con un personaje o algo que sea de su interés.

Una intervención quirúrgica es un momento de mucho estrés emocional tanto para el niño, como para los padres. La calidad humana del personal sanitario y el trato que reciba en el hospital serán claves para que la experiencia del niño sea lo menos traumática posible.

Cuando tiene que operar a un niño, Parry se queda cinco minutos más en el quirófano dibujando todo tipo de personajes, animales en los apósitos que coloca a sus pacientes para proteger las cicatrices.

Parry lleva en el hospital desde 2011 y en todo este tiempo ha realizado más de 10.000 cirugías. Ha sido recientemente, tras este vídeo publicado en la página de Facebook del hospital, cuando sus dibujos se han vuelto virales.

Personajes de Disney y escudos de los equipos favoritos son las solicitudes más populares que recibe este cirujano pediátrico, tal y como contó a CNN en una entrevista.

"Es algo muy especial para todos. Es divertido para mí, los padres y los niños realmente lo disfrutan. E incluso a todo el personal médico le gusta participar", añadió.

VER MÁS:¡Escucha a su madre por primera vez!