Liopardo » Sniff

HÉROE

Se arroja al agua para rescatar a un perrito que estaba ahogándose en Argentina

El argentino vio al animal mientras paseaba por la costa y no dudó en ponerse el neopreno y lanzarse al mar para salvarle.

Publicidad

Los hechos sucedieron el pasado martes, en la región argentina de Comodoro. Pablo Grane, que así se llama el héroe, se encontraba dando un paseo por la costa, cuando vio un grupo de personas agolpadas, mirando hacia el mar. Curioso, se dirigió a ver qué había y avistó al perrito, que estaba a punto de ahogarse. "Casi no paro pero cuando vi a los bomberos vi que estaba pasando algo serio", relató Grane para el medio local ADN Sur. Sin tiempo que perder, no tardó en reaccionar y tratar de salvar al animal. "No dudé ni un minuto en tirarme, sentí que tenía que estar ahí".

De modo que se puso el neopreno inmediatamente, y bajó al agua con ayuda de una escalera y una cuerda. En cuanto vio la escena, un socorrista, identificado posteriormente como Fer Barros también se lanzó al mar para tratar de ayudarlos a los dos, ya que la zona, a 50 metros de distancia con el muro de contención, era de gran peligrosidad. Además, el perro estaba comenzando a sufrir de hipotermia y su condición hacía complicado su rescate: "La situación era bastante difícil también porque era una zona con escombros y piedras, mucho oleaje y el perro estaba en malas condiciones, parecía que estaba como entregado".

La razón por la que los bomberos no habían bajado hasta el lugar era porque sus equipos no están acondicionados para sumergirse en el agua. Afortunadamente sí que disponían de instrumentos para poder facilitar la bajada a Grane: "cuando ellos pudieron poner la escalera la atamos a los peldaños y en un momento, cuando hubo olas grandes, aproveché, me tiré y pude nadar hasta el perro, que estaba a unos 50 metros".

El pobre animal había tragado mucha agua, por ello Pablo intentó "llevarle todo el tiempo con la cabeza arriba porque había tragado mucha agua (...) lo llevaron a la veterinaria porque tenía varios cortes, con hipotermia". El perrito se llama Roko, y según contaron sus dueños tras el rescate, se había quedado al cuidado de una familia, de donde se escapó y cayó al agua accidentalmente. Por motivos personales, y aunque están pendientes de su salud, la familia lo da en adopción. Ahora, el animal se encuentra ingresado en una clínica veterinaria, en estado de hipotermia y a la espera de recaudar fondos para su recuperación.

VER MÁS: Perrita discapacitada encuentra un hogar

Publicidad