Un español es ese que cuando llueve dice "Me está dando una pereza que te cagas moverme del sofá". Un chino, en cambio, es ese que aparece de pronto por la calle cuando estás chorreando y te suelta "Palagua dié eulo". Los chinos se han puesto las pilas y van a por todas. Sin ir más lejos, hace un año uno compró el edificio España en la plaza de España de la capital de España. La ironía no podía ser más rotunda: Van a acabar comprando España. Primero fuimos testigos de que todos los comercios de barrio con los que crecimos (afiladores, zapaterías, tiendas de chuches) se transformaron en Todo a 100, y posteriormente en colmados. Lo mejor es que adquieren los productos en el Lidl o en el supermercado Día a 100 metros de su tienda, y luego incrementan el precio un 15% porque saben que a los españoles pasamos de caminar esos 100 metros. ¿Cómo les vino la idea del colmado a los amigos del país asiático?  Imagino a un chino en China hace 23 años: "ChunLi he pensado un negocio en España: Fijo que más de un imbécil necesita comprar pan de molde a las 11 de la noche." La última machada ha sido comprarse el aeropuerto de Ciudad Real, que costó 450 millones de euros, por sólo 10.000 €. Me parto y me mondo. Les imagino cruzándose en el camino, uno que vuelve del Lidl con 400 latas de bebida metidas en un carrito, y el otro que va a surtirse: —¿Qué planes tienes hoy, Shin Lu? —Voy al Melcadona a comprá fuagrá muy balato para revenderlo ar dobre en mi tienda. ¿Y tú? —Voy a etiquetá latas de bebida y luego a complá aelopuelto de Castellón. — Yo mañana halé OPA hostil a Paracio de la Moncroa. —Me palece muy bié. ¿Quiele bolsa?

Imagen no disponible | Montaje

La compra ha puesto nervioso a más de uno, y ha generado muchas dudas: —¿Pasará a llamarse “Aelopuelto de Ciudad Leal Mao Tse Tung”? —¿Copiarán al de Castellón y pondrán una rotonda con una cacho escultura? ¿Por ejemplo la de un gato gigante con el bracico que va pa’rriba y pa’bajo, que parecen Ruíz-Mateos diciendo “que te pego, leche”? —¿Reemplazarán las tiendas de lujo por otras que vendan falsificaciones? Ya lo estoy viendo: Ardidas, Real Mandril, Louis Pitón, Calvin Kloing… —Por no hablar del pedazo Todo a 100 que van a montar, con su tienda de comestibles iluminada por una luz febril, el escaparate lleno de pegatinas descoloridas, cajones de plástico comidos de mierda con pepinos y tomates a punto de fermentar, y el chino hipnotizado jugando a la ruleta en el ordenador… —¿La atención al cliente la llevará uno que no tiene ni la más remota idea de hablar en español, igual que el coge el teléfono en todos los restaurantes chinos? —¿ En los aviones sólo pondrán películas de chinos hablando mucho y dándose patadas voladoras? —¿Dejaremos de escuchar en el hilo musical a Kenny G. (gracias a Dios) y tendremos ahora la música esa infernal de los restaurantes, con el violincito súper agudo y la vocecita enervante que dice “Wushifeeeeeen shuuuuminaaaaaaooo, woshippeeeeeen chapanlaooo”. Mientras esperamos el desenlace, aprovechemos para contar un chiste que me mandó mi cuñado por Whatsapp, ahora que todavía se puede: Esto es un chino que le dice a su novia china: —Cari, ¿Hacemos un 69? Y ella le responde: —¿¿POLLO CON ALMENDRAS??!!