La Organización Mundial de la Salud lo ha dejado claro: Comer carne roja, salchichas y bacon provoca cáncer. Esto es así y punto pelota porque lo dice la OMS. ¿Quién está detrás de la OMS? Pues viendo estos titulares yo creo que una comuna de hippies veganos que se han pasado con el incienso. Sea quien sea, la suerte está echada: Desde ahora la panceta pasará a llamarse pancE.T.A, Peppa Pigg y Porky pasan a protección de testigos con una nueva identidad, y la policía mantendrá en estrecha vigilancia a la abuela de Casa Tarradellas por pertenencia a banda armada. Llevar perro salchicha y darse el filete serán un estigma social, y en los horóscopos el signo cáncer será reemplazado de facto por un cerdito.

 

¿Precintarán las sedes de los principales partidos políticos ante la abundancia de chorizos en su interior? Aún es pronto para saberlo, pero lo innegable es que Los Nikis tenían razón: Los McDonalds están de vacas flacas y ha vencido la tortilla de patatas. Pero esto tiene que cambiar, amigos, nuestros nietos se merecen que la OMS haga cosas mucho más útiles que desterrar nuestro amado bocadillo de chorizo de Pamplona con mantequilla, y las salchichas con queso que, por cierto, sólo lo llevan en la foto del envase. Propongo a la OMS desde este púlpito otras cosas a prohibir que son más urgentes y necesarias: - El brócoli - Hacer dieta - La piña en la pizza - Dar ruedas de prensa a través de una pantalla de plasma - Las películas donde salgan Liberto Rabal o Elsa Pataky - Acordaos del brócoli - Cualquier espectáculo de Leticia Sabater - Los grupos de whatsapp que mandan chistes de Twitter - Tíos que hacen el amor con calcetines. O sea, que los llevan puestos. Bueno, y los otros también, por depravados. - Tíos que se depilan las cejas. - ¿Apuntasteis el brócoli? - La gente que confunde “haber” con “a ver” y los que dicen “inflacción”. - También los que dicen “preveer” y “preveyendo" - La OMS.