El verano no empieza cuando lo dice El Corte Inglés, qué va. El verano empieza cuando Ana Obregón decide hacer su tradicional posado en la playa. Año tras año, sin faltar a una sola cita, la bióloga más famosa de España, ¡de Europa! sale a recibir el buen tiempo cual marmota de Punxsutawney —Na na, narana, narana naná, naranananá na-nanaaa—. Ana es una profesional a un rumor pegado, un rumor superlativo de que en un avión le estalló una teta siliconada, y que ha eclipsado su carrera durante años, jalonada por hitos tan memorables como sus dos gloriosos minutos en El equipo A, y una película con Milikito. ¡Qué mala es la envidia! Luego llegó aquella serie de una canguro que por las noches era stripper en un bar. Recuerdo que a veces confundía su oficio, y en vez de darle filetes de ternera a los niños, se los metía en el tanga. Otras veces, cuando quería que los chavales se comieran el brócoli y la coliflor hervida, les amenazaba con ponerles la peli de Milikito. Nunca se comieron tantas verduras en aquella casa. También escribió un libro de memorias llamado Así soy yo, aunque a la vista de que la de la retocada portada no era ella, aquello no auguraba el mejor comienzo. Posaba imitando a Audrey Hepburn, que es como si a Iñaki Perurena o a Marianico el Corto les da por imitar a Cary Grant. Para que no cantase demasiado el Photoshop ni la inspiración, le pusieron un pajarillo en la mano, cual Mary Poppins. Aquello quedó en un mix entre Desayuno con Botox, y Mary del amor hermoso.  Pero de nuevo se enfrentó a las críticas y triunfó.

Imagen no disponible | Montaje

Imagen no disponible | Montaje

Y es que Ana es única y puede hacer lo que le plazca.  Como llevar botas con flecos en verano, que debe tener el pie sudado, no, lo siguiente.  Pero nos da igual, porque en verano nuestra mente se relaja y se echa a volar, como ella, con esa pose tan grácil, tan natural, tan bióloga. Joven y lozana posando al borde del mar como si no pasara el tiempo, y cada verano se repitiese una, y otra, y otra, y otra vez… Nana, narana, narana nanáaa….

Imagen no disponible | Montaje