Liopardo

Liopardo

Donald Trump: Denunciado en televisión

Donald Trump: Denunciado en televisión

Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

Durante muchos años la publicidad nos ha encasquetado productos de dudosa utilidad pero que eran ensalzados como necesarios ¡imprescindibles! al estar ANUNCIADOS EN TELEVISIÓN. De hecho, el eslogan venía dentro de unas enormes estrellas impresas en el packaging. Estrellas doradas, plateadas, de vivos colores que noquean al sentido común y entronizan al objeto de deseo en los altares de los lineales del supermercado, mientras el marketing feroz ejerce de expiatorio y misericordioso confesor que absuelve al producto de todos los pecados de fábrica. ¡La tele no miente! ¡Alabado sea el Señor! Tampoco pudimos escapar de otro eslogan muy manido, el pomposo y contundente “NÚMERO 1 EN USA”, prueba irrefutable de que los ciudadanos de los Estados Unidos de América lo habían comprado en masa porque eran la cima mundial de la inteligencia, como si nuestro marmitako, paella, gazpacho, y tortilla de patatas fuesen nada al lado de una hamburguesa grasienta elaborada en minuto y medio, por el simple hecho de ser NÚMERO 1 EN USA. [[LINK:EXTERNO|||http://estaticoshumor.atresmedia.com/wp-content/uploads/2016/10/dont-trump-hed-2016.jpg|||]]

Imagen no disponible | Montaje

Y entonces apareció Donald Trump. Ese hombre que se peina con el algodón de azúcar de una verbena de pueblo. Que tiene la cara naranja como si se hubiera maquillado con una bolsa de Cheetos. Un machista soez, ególatra, un payaso de feria que ha aparecido en todo tipo de películas y series como ejemplo del éxito, del sueño americano, y de que cuando uno triunfa lo debe demostrar a lo grande.

Imagen no disponible | Montaje

Trump ha anunciado pizzas, juegos de mesa, se ha vestido de granjero, peleado en un combate de lucha libre, vendido solomillos de ternera, e intentado seducir a un Rudolph Giuliani, exalcalde de Nueva York, travestido para la ocasión (¡WTF!),

 

Y los votantes, hipnotizados por este refulgente NÚMERO 1 EN USA ANUNCIADO EN TELEVISIÓN han corrido en masa a votarle y apoyarlo, y situado a Trump al borde de la presidencia de Estados Unidos. A pocos días de las elecciones, a golpe de vídeos y encendidas declaraciones de sus oponentes, parece que, por fin, el sentido común se ha abierto paso entre los fuegos artificiales y el estrépito de la fanfarria, para descubrir al monstruo que se escondía agazapado tras el ruido del marketing, y detener la incansable melodía del carrusel de una feria de vanidades que, lenta pero inexorablemente, ha llegado a su fin.

Señorita Puri | Madrid | 27/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.