Liopardo » Señorita Puri

Liopardo

Bomberos toreros

Bomberos toreros

Imagen no disponible

Montaje Imagen no disponible

Publicidad

Señorita Puri | Madrid
| 27.02.2018 01:50
A estas alturas todo el mundo sabe que Francisco Rivera ha subido una foto en Instagram toreando con su hija de 5 meses en brazos. España se ha echado las manos a la cabeza, menos Fran Rivera, porque si lo hiciera se la caería la niña al suelo y porque dice que en sus brazos “la niña está segura”. Esta conclusión ha servido para demostrar que el tonto de la familia no es Paquirrín, lo cual ha supuesto toda una revolución entre los estudiosos de los prehomínidos que seguían de cerca la vida de Panrico Rivera. Las redes se han dividido entre comentarios furibundos que tachan a Fran de irresponsable, por un lado, y los periodistas de extrema derecha que defienden con argumentos borderline el noble arte de poner a un bebé delante de un bicho de 200 kilos; voces que se han visto apoyadas por toreros que han salido al campo a dar capotazos cargando con sus bebés.

 

Pero entre tanto griterío la gente no se ha parado a analizar de verdad si el pobre Fran tenía razón: ¿Y si en realidad lo hacía para que su hija no se extinga? Ya sabéis, ese razonamiento de la escuela griega de que hay que matar animales para que no se extingan. Que me pregunto yo por qué no están los montes llenos de gente matando linces, por ejemplo. O tal vez Fran lo que estaba haciendo era educar a la niña para que se comiera el brócoli. Igual es una nueva técnica pedagógica rollo SuperNanny, vete tú a saber: — Niña, como no te comas las verduras te dejo con Fran Rivera. — ¿Con cuál de los 2? — Con el gordo pa que te cante, y con el otro pa que te plante delante de un morlaco. Abre la boca. [La niña se come 16 platos de brócoli] La semana pasada vivimos el jari de llevar a un bebé al congreso, y ahora llegan estos. ¿Qué será lo siguiente? ¿Los bomberos con el retoño a cuestas? — Papá, el agua de la bañera está muy caliente. — ¿Caliente? ¿¿CALIENTE?? Caliente estaba la Torre Windsor. Que me subí las 20 plantas a pie y estuve moreno seis meses. Abrázate fuerte que te voy a meter en una gasolinera Repsol en llamas que vas a saber tú lo que es pasar calor. Madrid en agosto una mierda al lado de esto. ¿Y luego quién? ¿Los médicos? —Papá, en el colegio nos han llevado de excursión de Navidad a ver un nacimiento. —Esos son mariconadas, hijo. Déjate de Reyes Magos y ríos de papel Albal y vente al quirófano que vas a ver un nacimiento pero de los de verdad. Mira, fíjate ahí, entre las piernas, donde los coágulos de sangre  ¿ves cómo sale expulsada la placenta? Mola, ¿eh? Pero deja de vomitar, so flojo, y dame los fórceps. … Pobres toreros, nadie los entiende. Encima de que han sido los primeros en apoyar la conciliación familiar…

Publicidad