Liopardo » Norcoreano

@NORCOREANO

La vacuna norcoreana

Tras el anuncio de las vacunas de Pfizer y Rusia contra el Covid esto es lo que sabemos sobre la vacuna de Corea del Norte.

Kim Jong Un

KCNA Kim Jong Un

Publicidad

Pfizer anunció ayer que su vacuna tenía un 90% de efectividad creando anticuerpos, un mensaje positivo que hizo que la compañía se disparase en bolsa y el CEO vendiese el 60% de sus acciones, lo que a su vez hizo que la gente desconfiase de la noticia. Los rusos anunciaron pocas horas después que la efectividad de su vacuna era del 92%, casualmente un poco más que la de Pfizer y casualmente a pocas horas del anuncio de la compañía americana.

Así funcionan las finanzas en la era de la información. La vacuna rusa se llama formalmente Sputnik V pero es más conocida como la vacuna Sócrates, de ella sólo se sabe que no se sabe nada. Algunos especulan que podría tratarse de una solución formada por vodka y polonio destinado a destruir al virus y dejar en la cama un par de días al paciente.

 

Esta claro que por legitimidad internacional, la vacuna de Pfizer ha tomado ventaja en la carrera de las jeringas, pero su distribución supone un reto logístico ya que debe transportarse a -80º, una traba importante. Quedan la vacuna de Moderna, la de Johnson&Johnson… y la gran tapada: la nuestra.

La vacuna norcoreana, también llamada 9mm, aborda el problema desde una óptica distinta. No está basada ni en un vector viral ni en el ARN mensajero, sino en la introducción de una bala en el cuerpo del infectado que si bien tiene efectos secundarios en su salud, impide que este contagie la enfermedad a terceros. Gracias a la vacuna hemos conseguido mantener las cifras de infectados oficiales en números binarios: 1-0-1-0-1-0-1-0. La batalla va a estar en conseguir la aprobación de las agencias internacionales para exportar nuestro producto y ganar divisa. Legalmente se considera vacuna aquella inyección que genera anticuerpos. Nuestro argumento es claro: un cadáver no es más que un cuerpo sin vida, o lo que es lo mismo, un anticuerpo.

Si una inyección (la bala), que genera un anticuerpo (el cadáver) que evita los contagios no es aceptada como vacuna por las agencias del medicamento, entenderé interferencias por parte de Merkel, Biden, Kamala y demás chusma capitalista, y apelaré a las Naciones Unidas para proclamar a Corea del Norte la ganadora de la carrera de las jeringas. Por la salud de todos, apoya la 9mm.

Publicidad