Estamos en agosto, la gente empieza a echar de menos no dormir sudando y ya empieza a hablarse de destinos turísticos de rebequita. Hoy quiero promocionar mi tierra, el país más hermético y por tanto exótico del mundo: La Corea buena, la fetén. ¿Motivos para viajar a Corea del Norte?

 

Turismo personalizado: Somos el único país que pone a tu disposición un guía gratuito y te planifica el viaje para que tú no tengas que preocuparte de nada.

Cultura: Ningún norcoreano tiene la más remota idea de qué ocurre fuera, lo que te convertirá automáticamente en una de las personas más cultas en un país de 25 millones de habitantes.

La gastronomía: El plato más conocido de Corea del Norte seguramente sea el kimchi, una mezcla de col fermentada con especias. El kimchi es el plato de las clases adineradas, el plato más común entre las clases populares es el ayuno, un plato además muy ligero de calorías.

Deporte: Somos el país con mejores jugadores de Fortnite del mundo. Yo mismo llevo 100 victorias en 100 partidas. Los haters te dirán que en los países sin internet los otros 99 muñecos no se mueven, pero los números hablan por sí mismos.

La seguridad: Tenemos misiles nucleares apuntando a todos los países vecinos y policía secreta en cada esquina dispuesta a detener a cualquier sinvergüenza que ose tocar la estatua de uno de nuestros líderes o llevar una Biblia en el bolso. En ningún lugar te sentirás más seguro.

Desconexión: Cada vez son más las personas cansadas de la esclavitud que suponen las nuevas tecnologías, de la necesidad constante de atender el móvil, el correo, los WhatsApp. Si el 2019 ha sido el año del mindfulness, el 2020 va a ser el del détox digital y Corea del Norte es el mayor espacio de rehabilitación digital del mundo, 120.538 km² libres de wifi.