Liopardo » Norcoreano

@NORCOREANO

La segunda carrera espacial

@norcoreano opina sobre el viaje de Jeff Bezos: "No le veo la gracia a un cohete que no explota al llegar a su destino".

Lanzamiento New Shepard de Blue Origin

EFE Lanzamiento New Shepard de Blue Origin

Publicidad

En los años 50 y 60, en el marco de la Guerra Fría y de Star Wars, Estados Unidos y la URSS protagonizaron una combate por conquistar el espacio. La carrera espacial tenía varios objetivos: desarrollar tecnologías para matar sin que se notase que estaban desarrollando tecnologías para matar, colonizar nuevas regiones sin que nadie les llamase colonialistas, y por último una cuestión de honor: medir quién la tenía más grande.

La URSS ganó el primer hombre en el espacio, la primer mujer y el primer perro, pero Estados Unidos ganó la batalla colocando al primer hombre en la Luna, el primer lunático. Esta última década, una serie de multimillonarios aburridos han decidido rescatar la carrera espacial orientándola al turismo. Elon Musk (Tesla), Jeff Bezos (Amazon) y Richard Branson (Virgin Galactic) están realizando vuelos piloto para llevar viajes organizados al espacio en los próximos años con todos los elementos clásicos del turismo: el imán con una fotografía del espacio para colgar en la nevera, las paellas congeladas a 20€ la ración y el típico guía turístico, monologuista frustrado, que siempre tiene preparado un chascarillo para que se rían las señoras: “¡Manolo, espabila que estás en La Luna!”.

 

Yo personalmente no le he visto nunca la gracia a un cohete que no explota al llegar a su destino, pero para gustos los colores. El vuelo del Blue Origin de ayer al mediodía, tripulado por Jeff Bezos y amigos, alcanzó los 100 km de altura antes de a La Tierra, esa es la distancia exacta que la ciencia considera 'espacio'.

Bezos puede decir ahora que ha estado en el espacio como yo puedo decir que he estado en Reino Unido porque una vez, estando veraneando en Cádiz, me acerqué a Gibraltar a comprar un cartón de Winston. Es más o menos lo mismo, de hecho ha habido presidentes del Gobierno en España que han alcanzado casi esa altura y sólo con un turismo. Hay tres empresas que cotizan en bolsa luchando por conquistar el espacio. Lo digo siempre: vivimos en una distopía y no somos conscientes.

Publicidad