@NORCOREANO

@NORCOREANO

San Juan, el Mundial y el Orgullo

¿Qué tienen en común San Juan, el Mundial y el Orgullo? La respuesta la tiene @norcoreano.

Bandera LGTB norcoreana
Bandera LGTB norcoreana | Archivo

Este mes de junio coinciden tres fiestas, a priori distantes entre sí, pero relacionadas. Por un lado el Mundial de fútbol, ese acontecimiento en el que los argentinos exhiben su don para el insulto y demuestran que el castellano que se habla en España es un castellano de segunda, una ‘trial version’ que no incluye expresiones como termotanque o poronga. Que el Mundial es el mayor evento deportivo lo demuestra el hecho de que en sólo dos semanas hemos visto al Madrid robándole el entrenador a la selección española, un iraní sacando de banda haciendo la voltereta y un portero alemán jugando cinco minutos de mediocentro.

Pero el highlight del Mundial de Rusia ha sido la amistad surgida de la nada entre Corea del Sur y México tras derrotar los primeros a Alemania ayudando a los segundos a clasificarse para octavos de final. La afición azteca lleva dos días agradeciéndoselo a todos los aficionados surcoreanos que han viajado a Rusia a base de abrazos y canciones. Ayer mismo una multitud se acercó a la embajada de Corea del Sur en México D.F. a cantar ‘Cielito lindo’ durante horas. A los surcoreanos le hizo gracia los primeros diez minutos. Ahora, tras dos días escuchando mariachis cantando, empiezan a entender el muro de Trump y hasta se han ofrecido para financiarlo.

Hoy también es el día del Orgullo, la fiesta más importante del año para la comunidad LGTBI tras Eurovisión, y la más importante para VOX. Es un día en el que un grupo de gente con una orientación sexual que no entienden, se disfrazan con ropa que no entienden para divertirse de una forma que no entienden. San Juan es el último evento de la trilogía de junio: esa fiesta en la que se celebra la llegada del verano bebiendo vino, comiendo sardinas y saltando sobre hogueras para agradecerle a los dioses por la bendición de poder dormir durante tres mes a más de 30º.

Estos tres eventos comparten un elemento común que los conecta: son eventos fachas para Willy Toledo, al que ayer pudimos disfrutar en Al Rojo Vivo. El Mundial es facha porque está organizado por las élites dominantes, el Orgullo porque muchos homosexuales trabajaron durante el franquismo en lugar de mendigar en la calle y San Juan porque es una fiesta de la iglesia Católica y porque se celebra en la playa y es por lo tanto una fiesta exclusiva que sólo pueden disfrutar las élites que viven en la costa. Un mes eminentemente facha en un calendario facha, que compartimos con las grandes potencias imperialistas, en un mundo facha. Y así se despidió Willy Toledo del programa, señalando fachas con el dedo en todos sitios, como cuando Abe (el padre de Homer) veía la muerte aparecerse cada dos segundos en un episodio de Los Simpsons.

@norcoreano | Madrid | 28/06/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.