Liopardo » Norcoreano

@NORCOREANO

El plebeying, la última moda que arrasa entre los monarcas

Norcoreano comenta con sarcasmo la primera vez que el Rey Felipe VI se monta en un autobús urbano a sus 53 años.

 Los reyes se fotografían en el interior de un autobús de la EMT

EFE Los reyes se fotografían en el interior de un autobús de la EMT

Publicidad

Los Reyes Felipe y Letizia se subieron este lunes a un autobús por primera vez, lo hicieron por el 75 aniversario de la empresa de transportes públicos de la ciudad, pero está enmarcado en lo que yo denomino el plebeying, la última moda que arrasa entre la sangre azul. Yo mismo, que pertenezco a una dinastía aristocrática, he caído en la tentación de pasear sin escolta, de comerme un bocadillo de lomo o hasta de poner una lavadora por ver qué se siente. El plebeying consiste en vivir una experiencia proletaria sintiéndote plebeyo, que el pueblo diga: “Qué sencillo”, “Qué campechano”. A los reyes los acompañó en el viaje el alcalde de la ciudad, Martínez Almeida, que inmortalizó el momento mientras Felipe y Letizia comentaban la experiencia: “Es como un coche pero en grande”, “¿Para qué sirve el botón de STOP?” O “¿Cómo hace el chófer para cargar con todas las maletas?.

El plebeying nos sirve a aquellos que gozamos de ciertos privilegios para recordar que somos seres humanos casi normales, que nuestro ADN es prácticamente idéntico al de un plebeyo. Como llevo más tiempo practicando plebeying que los reyes (lo alterno con el yoga), les recomiendo ocho experiencias plebeying que he experimentado en mis carnes y me han hecho sentirme en conexión con la pachamama:

Comerse un kebab borrachos en un portal al lado de un vómito a las seis de la mañana.

Utilizar una caja de galletas para guardar los hilos.

Reciclar camisetas viejas como trapos.

Beber cerveza Steinburg.

Lavar la ropa interior nueva en lugar de tirarla a la basura.

Acudir ocho horas diarias a un lugar realizar una función a cambio de dinero.

Compartir edificio residencial con unos desconocidos llamados vecinos.

Conducir tú mismo el vehículo en el que te desplazas.

Publicidad