Liopardo

Liopardo

Minicabezas nucleares

Minicabezas nucleares
Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje
Llevo una semana ajetreada de trabajo, no he tenido tiempo ni para mis hobbies: ni sudokus, ni yoga, ni oprimir, ni fusilar. Para empezar, ayer me avisaron de que era el Día de la Mujer Trabajadora, así que decidí hacerle un pequeño guiño a las proletarias: alargar su jornada de trabajo de 12 a 16 horas para que se sientan más trabajadoras aún. Uno puede ser tirano, pero también tiene sus detalles. Pero el tema que me ha traído de cabeza últimamente ha sido el las cabezas nucleares (juego de palabras). Hasta ahora, el paradigma era conseguir cabezas lo más grandes posibles, cabezas como la cabeza de Pedro Piqueras. Pero los tiempos cambian. Resulta que para que una cabeza pueda pegarse con cinta aislante a un misil y este cruce el Pacífico y sin caerse llegue a Estados Unidos, es conveniente que no pese mucho. Las minicabezas nucleares tienen ventajas obvias: puedes destruir el mundo más veces, te caben en el trastero y no tienes que alquilar una plaza de garaje extra y puedes dejársela a los disidentes para que jueguen al baloncesto en el patio de la cárcel… Pero imaginad la dificultad de conseguirlas en el mercado negro, si a veces tienes problemas hasta para conseguir una cabeza normal: Buenos días, ¿tiene cabezas nucleares de 1000 kilotones? No. Pues entonces ponme dos de 500. El caso es que como no encontrábamos minicabezas, optamos por diseñarlas nosotros mismos, pero no fue hasta hace poco, cuando nos hicimos con la tecnología necesaria para conseguirlo: 20 funcionarios golpeándolas con un martillo para comprimirlas hasta conseguir el tamaño adecuado: que le quepa a tu mujer en el bolso. Si queréis descubrir esta nueva maravilla, podéis visitar durante toda la semana nuestro stand del FERUR (Feria del Uranio) para verla de cerca.

 

Norcoreano | Madrid | 26/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.