Liopardo » Norcoreano

@NORCOREANO

De la Ley Seca a la Ley Amarga

Alberto Garzón anuncia que se regulará la publicidad de alimentos y bebidas "no saludables" para menores.

De la Ley Seca a la Ley Amarga

Unsplash De la Ley Seca a la Ley Amarga

Publicidad

Estados Unidos sacó en 1920 la famosa Ley Seca que prohibía la venta de alcohol, y España, un siglo después, sube la apuesta y lanza una Ley Amarga que prohibe la publicidad de dulces, chucherías y productos azucarados para niños. Lo hace además en un momento en el que está tomando cuerpo en el parlamento la posibilidad de legalizar el cannabis. Estamos acercándonos a ese maravilloso instante en el que un Gobierno permita fumar chocolate y maría pero prohíba anunciar chocolate y galletas María. La idea viene del ministro de Consumo, Alberto Garzón, que llevaba meses poniéndole pegatinas a los envases de los Schoko Bons y se ha venido arriba después de ver seis stories de Carlos Ríos.

La Ley ha sido anunciada hoy mismo y ya se ha ordenado pixelar la pata de Peppa Pig por su semejanza evidente con el Frigopie. Se ha exigido además a Nickelodeon reescribir dos capítulos de Dora la Exploradora en los que sujetaba un batido para que Dora desayune copos de avena y chía. Este giro político no ha pillado por sorpresa, algunos lo venimos anunciando hace tiempo. La doctrina del realfooding se está expandiendo como la variante delta, como el fascismo en los años 30. Hoy han prohibido la publicidad pero dentro de unos años serán los productos. En 2025 no será rato leer titulares como “La guardia civil de Barbate incauta un alijo de Riskettos escondido entre fardos de cocaína”.

La prohibición es además un error ingenuo como demostró la del alcohol en Estados Unidos, los fabricantes van a encontrar espacios ilícitos para promocionar sus mercancías. Aparecerán Flyers de Cola-Cao entre los libros del Varco de Vapor, pintadas de FREE TIGRETÓN en las paredes de las guarderías o de PHOSKITOS VIVE, LA LUCHA SIGUE. Lo dice una persona que políticamente, filosóficamente e ideológicamente, está totalmente a favor de la prohibición, pero cuando prohíbes cosas que no están prohibidas en Corea del Norte tienes que pararte un segundo a pensar, a lo mejor te estás flipando un poquito.

Publicidad