Hoy he querido enfocar mi artículo en Liopardo a demostrar cómo funcionan los medios de manipulación imperialistas, aquellos que han llegado a afirmar sin pruebas barbaridades como que tenemos campos de trabajo o que yo estoy gordo. He recopilado tres noticias de esta misma semana para analizarlas. Un vino de brick español de 70 céntimos es lo más de lo más para las altas esferas del régimen de Corea del Norte.

 

Titular malintencionado, ofensivo y clasista. Típico de occidentales pijos a los que les gusta fardar de su conexión a internet y sus tres comidas diarias. La noticia quiere mofarse de la nuestro supuesto bajo nivel de vida cuando todos los proletarios en Corea del Norte no sólo conocen, sino que disfrutan el vino español más conocido internacionalmente, el kalimotxo. Las altas esferas a las que hace referencia el titular podemos permitirnos algún caprichito más en cuestión de caldos, yo mismo cené la última Nochevieja con un Don Simón cosecha 2009. Corea del Norte no participa en la cumbre del G7 en Bruselas. Correcto, pero se omite otra información ligada y de la misma importancia: “Ni Estados Unidos ni Europa han sido invitadas a la cumbre del G1 en Pyongyang”. “Corea del Norte saca su propia tablet, se llama… iPad”.

 

Este titular es tendencioso puesto que da a entender que hemos copiado la idea del iPad cuando no es cierto. Es verdad que la tablet de Apple salió antes pero también es cierto que yo hace unos 15 años ya tenía la idea en mi cabeza. Eso sin hablar de las diferencias: el símbolo de la nuestra es una pera mordida y el hardware es más avanzado, tiene lector de CD y disquette. Si quieren cobrarme el Copyright, que vengan a buscarme. Ahora os dejo un titular que cumple los estrictos códigos deontológicos periodísticos que inculcamos en las universidades norcoreanas. Un titular que recoge un hecho objetivo (la entrega del premio) sin hacer valoraciones personales: “Kim Jong-un nombrado “Hombre mejor vestido de Corea del Norte por 15 año consecutivo”.

 

Escueto, directo y contesta a las 5 W. Podría caer en la tentación de hacer una alabanza de semejante hazaña, pero se ciñe a los hechos. Impecable.