Liopardo » Norcoreano

Liopardo

La maldición de la izquierda

La maldición de la izquierda

El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un

KCNA El líder de Corea del Norte, Kim Jong Un

Publicidad

Norcoreano | Madrid
| 26.02.2018 19:24
La izquierda política es una ideología con un significado diferente en cada país. En Europa significa "igualdad social", en Rusia "revolución", en Estados Unidos "Hazme descuento en la escayola, que me he roto el brazo” y en Corea del Norte “elegancia, swag, sex-appeal". Históricamente la izquierda se ha caracterizado por su incapacidad para estar unida, salvo en contadas excepciones: Stalin y nosotros, la dinastía Kim, que en Corea del Norte hemos contado hasta con los votos de la oposición. Cuenta la leyenda que a Marx, en Londres, una gitana le puso romero en la mano y le pidió unos peniques por él. Marx se negó porque llevaba el dinero justo para echarse un vermú con Engels y la gitana le castigó con tres maldiciones: Willy Toledo, la Champions como instrumento de alienación, y la fragmentación de la izquierda. Desde entonces, cada pocos años aparece un nuevo partido anunciando su advenimiento para unir a toda la clase trabajadora en una organización con el fin de arrebatar el poder a “los de arriba”. Las estrategias que han usado han sido variadas: desde las más sutiles (la transversalidad, Pepe Viyuela…) hasta algunas otras más bruscas (las purgas, Siberia…), pero cada vez que el nuevo partido surge, aparece el aura de la gitana y con un ligero soplido, lo impregna de discusiones con su aliento. El último ejemplo ha sido PODEMOS, un partido que surgió para erigirse como la referencia de la izquierda y en pocos meses ha conseguido que hayan dos PSOES, tres PODEMOS, doce subcorrientes dentro de cada PODEMOS y dos ideologías enfrentadas en el "ello" y el "superyó" de cada afiliado. Esos peniques que Marx se gastó en el vermú impedirán hasta la emisión del último programa de "Saber y Ganar" que la izquierda establezca una idea mínima que actúe como pegamento. Una idea como la de la derecha, simple, potente, profunda: "Venezuela = Caca".

 

Publicidad