Este domingo se celebran los Oscars, el equivalente a los Premios Goya de las películas que no son deficitarias. Entre remakes y pelis de superhéroes se les ha colado sin querer un poco de cine. Os dejo una pequeña guía de las favoritas de este año. Ya os adelanto que este año tampoco hay Oscar Honorífico para Harvey Weinstein. Empezamos:

The Irishman: Scorsese, De Niro, Al Pacino y Joe Pesci: Jurassic Park 4. La película más boomer de la historia de Hollywood. Hasta 1917 parece más moderna. Narra la historia de las relaciones entre los sindicatos y la mafia pero no está ambientada en la Andalucía de Manuel Chávez. Si quieres verla antes de los Oscars deberías haberla empezado hace dos semanas.

Once Upon a Time in Hollywood: Si Scorsese se ha gastado una fortuna en tecnología para rejuvenecer a sus actores, Tarantino ha optado por algo más práctico: contratar a Brad Pitt y DiCaprio, que para aparentar 20 años sólo tienen que lavarse la cara. La película está bien pero las motosierras, los bazookas y el tarantinismo sólo llegan al final.

El Joker: La historia de como un hombre puede volverse muy malo, no confundir con el biopic de Iker Casillas. Para ser una película de DC no parece de superhéroes, un truco genial para que guste a la audiencia y no enfade a Boomer Scorsese. La actuación de Joaquín Phoenix es una maravilla, ni Andres Iniesta en el anuncio de Kalise.

Jojo Rabbit: La historia de un adorable niño alemán, miembro de las juventudes hitlerianas, que tiene como amigo imaginario a Adolfito, el tierno hombre con bigote con un ambicioso plan para exterminar a la raza judía del planeta. La típica película buenista que gusta a la academia.

1917: Una historia bélica ambientada en el año en que Kirk Douglas empezó a gatear y los rusos inventaron un modelo social para hacer felices a los trabajadores que por algún motivo incomprensible no terminó de gustar a los trabajadores. Lo que os gusta un plano-secuencia.

Dolor y Gloria: Podría ser un biopic de la pasión de Jesús de Nazarez, pero es la película más valiente de Almodóvar, valiente por contratar a Banderas para hacer del propio Almodóvar. Pedro, vamos a bajarnos un poco los humos.

Parasite: Película coreana (de la Corea mala) que narra la vida de una familia que hace todo tipo de trampas para vivir del cuento pero no es una crítica a la monarquía. Es la única película extranjera que además de a Mejor Película Extranjera está nominada a Mejor Película. Blanco y en botella.

Historia de un matrimonio: El propio nombre lo dice: cómo un matrimonio se va al carajo. Salen Adam Driver y Scarlett Johansson y discuten todo el rato y a la gente le fascina que una película esté basada en los diálogos, que es un poco como cuando los milenials lo flipaban porque los concursantes de OT componían sus propias canciones y sabían tocar la guitarra.