La Navidad es esa época preciosa del año en la que te reúnes con esos familiares que logras esquivar todo el año, te gastas el sueldo en marisco y lotería, engordas cuatro kilos y finaliza oficialmente uno de los escasos años de los que consta la vida de un ser humano.

En Navidad vemos algunas de las campañas publicitarias más casposas del año: gente que vuelve a casa para anunciar un turrón, familiares que regalan décimos para aliviar el cargo de conciencia de su ludopatía, y la que este año se lleva la palma: Extremoduro anunciando que se separan para anunciar al día siguiente una gira de despedida y vender rapidito las entradas. Si por algo nos gusta la Navidad es porque está llena de sorpresas: puedes ver a tu tío el mecánico y tu primo el enfermero discutir de Derecho sobre qué sentencia es más justa, si la del Supremo o la de Estrasburgo. Las cenas navideñas sirven también para ponerte al día de las nuevas tendencias: “Luego os digo una tienda de internet en la que compra mi chiquillo, que pides una cosa y te la traen al día siguiente“. “Tenéis que ver una serie de un profesor que se mete a traficante“. “¿Habéis escuchado a Rosalía“?.

La Navidad es una época que, a pesar de algunos inconvenientes, está llena de luz, sobre todo en Vigo. Luces que, según los comerciantes, incitan a la compra desmedida. Dice mucho del nivel de cultura de algunos países en vías de desarrollo como España, que la época del año en la que más de gaste sea Navidad, es decir, la época que viene justo antes de las rebajas. Si no puedes esperarte una semana para comprar, ¿cómo vas a saber luego administrar el dinero de las pensiones? Si somos capaces de mantener la coherencia de una celebración que se basa en emborracharse, ponerse hasta el culo de comida y comprar cosas que no necesitas, para celebrar que hace dos milenios vino el hijo de Dios al mundo a exigirnos que llevásemos una vida austera, es por un motivo: nos gustan los días festivos. Porque en Navidad nadie trabaja, la Navidad es andaluza. Nadie trabaja excepto el Rey, que si hay gobierno además va a trabajar dos días y eso son horas extras de salario Borbón. Id rebañando el fondo de las pensiones que este año va para la Zarzuela.

Me llena de orgullo y satisfacción felicitaros estas fechas tan señaladas.