@NORCOREANO

@NORCOREANO

Españoles en Benidorm: Carta a Freda Jackson

Una señora inglesa ha denunciado esta semana a su agencia de viajes porque en sus vacaciones en Benidorm había ‘demasiados españoles’.

Plano aéreo de la ciudad de Benidorm
Plano aéreo de la ciudad de Benidorm | EFE

Una señora inglesa ha denunciado esta semana a su agencia de viajes porque en sus vacaciones en Benidorm había ‘demasiados españoles’. Esto ha sucedido a pesar de la insistencia del ex presidente Rajoy, que lleva años insistiendo en sus discursos en el hecho de que en España hay muchos españoles, pero parece que su mensaje no ha conseguido calar. Así que sirvan estás líneas para explicar algunas de las características de la demografía española.

Señora Freda Jackson: Efectivamente, en España hay muchos españoles. Incluso se podría decir que en Alicante hay muchos alicantinos y en Benidorm muchos benidormenses. España y Benidorm son lugares en los que, por algún motivo, vive población autóctona. Los españoles, como los ingleses, no son un pueblo netamente nómada. Desde un punto de vista antropológico esta relación entre las ciudades y sus habitantes surgió en el neolítico, cuando el hombre aprendió el pastoreo y la agricultura y una madre dijo: “Voy a sentarme que no me he sentado en todo el día“. Ahí surgieron los primeros asentamientos, las primeras asociaciones de vecinos y los primeros Donner Kebab.

Pero no se ofenda, señora, que su error es comprensible. España está sufriendo una invasión de inmigrantes como bien ha explicado Pablo Casado. Llegan por miles y toman ciudades como Salou, Magaluf, Mallorca o la propia Benidorm. La suerte es que aquí tiene usted una pequeña guía para reconocer a los habitantes de Benidorm y clasificarlos por nacionalidades para evitar a los españoles. Ahí van:

- Si puede rodear su vaso de cerveza con la mano, es español. Si no puede, inglés.

- Si es redondo y rojo, es un británico o un Pokémon tipo fuego, probablemente Charmander.

- Si lleva sandalias con calcetines no es español, aunque no se puede descartar que sea alemán.

- Si habla español, es español o Michael Robinson.

- Si habla inglés pero lo ves comiendo gazpacho y paella a las tres de la tarde, es James Rhodes.

- Si dice “A peich, agremenáuer“ es una trampa, tiene sonoridad germánica pero es español. Ojo con eso.

Espero que esta guía pueda ayudarle a evitar situaciones indeseables, que cuando anda uno por España no sabe lo que puede llegar a encontrarse. Por lo demás, sepa que por lo que tengo entendido en España los británicos sois bien recibidos mientras os adaptéis un poco a la cultura y respetéis sus costumbres: no vayáis a cenar a un bar a las cinco de la tarde (a esa hora en vacaciones los españoles todavía están comiendo), no tatuéis a indigentes a cambio de dinero y no hagáis balconing a la hora de la siesta.

Atentamente, Kim Jong-un.

@norcoreano
  Madrid | 16/08/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.