Liopardo

Liopardo

Enemigos inesperados

Enemigos inesperados
Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje
Cuando uno enriquece uranio le salen enemigos por todos lados, pero hay algunos que duelen especialmente, esos que nunca te esperas. Esta semana me ha salido uno de esos, ese amigo de toda la vida que de repente de apuñala por la espalda: Corea del Sur. Nuestra inteligencia ha interceptado y descifrado un email de Seúl encriptado en castellano adolescente: “vaMo a mAta al kiM o nO vAmO???? xD”. El mensaje era tan inequívoco que hasta el propio ministro de Defensa surcoreano, Han Min-koo, ha admitido que tienen un plan para asesinarme.

 

Yo pensaba que la rivalidad con Corea del Sur era una rivalidad sana, que nos llamábamos “hijoputas” y amenazábamos con bombardearnos mutuamente pero luego podíamos irnos juntos de cañas. Nos hacíamos rabiar, pero como todos los hermanos y ahora están provocando una escalada de tensión entre pueblos vecinos que no se veía desde que los de Villarriba y Villabajo se pelearon por el bote de Fairy para fregar las paellas. Esta amenaza me está volviendo conspiranoico. Hago a mis súbditos probar la comida cada día para comprobar que no esté envenenada. De hecho les hago probar la comida literalmente, algunos no la habían probado nunca. Le he pedido explicaciones a Seúl y me han dicho que el plan tendría un carácter preventivo, en caso de amenaza inminente. He intentado hacerles entrar en razón, explicándoles que lo de las bombas nucleares también tenía un carácter preventivo, tenía pensado tirarlas antes del conflicto, por si acaso. Pero el capitalismo, aparte de los platos de pizarra, las camisas de lagartos y los móviles de manzanas, tiene esto: adoctrina a la gente contra todo lo que huela a comunismo. Mi caso no es el único, los golpes de estado contra el socialismo se están extendiendo por todo el planeta. En España, el PSOE había elegido seguir el modelo del Partido de los Trabajadores de Corea, dejar al mando a un bellezón para liderar el proyecto. Pero olvidaron el pilar fundamental de la idea juche, eliminar al sector crítico. El gran logro del Partido de los Trabajadores es haber unido en un mismo partido a los oficialistas, los críticos, los runners, los fofisanos, los fachas, los anarquistas, los concebillistas, los sincebollistas y los apolíticos. Pedro Sánchez es mi vivo reflejo: guapo, socialista y los del sur se lo quieren quitar de en medio. No podrán con nosotros: Kim vive, la lucha sigue.

Norcoreano | Madrid | 26/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.