Liopardo

Liopardo

En punto en el mundo, y media en Pyongyang

En punto en el mundo, y media en Pyongyang
Imagen no disponible
Imagen no disponible | Montaje

Esta semana hemos atrasado la hora 30 minutos. ¿Por el horario de verano? ¿Por ahorrar luz? No, porque me he dado la neura. El motivo oficial es recuperar la hora que teníamos antes de la invasión japonesa, pero el extraoficial es el verdadero motivo de peso. No os ha pasado nunca que madrugáis y pensáis “Ojalá tuviese 30 minutitos más”, pues a mí ya no me pasa.

 

Nuestro antiguo huso horario era GMT +9, el nuevo es GMT +8,5. Cuando en el resto del mundo sean en punto, aquí serán “y media”, cuando en el GMT+9 estén empezando a comer aquí todavía estarán picando piedra en el campo de concentración. Tener el mismo minutero que el resto del mundo es mainstream, elegir el tuyo propio es una muestra de carisma y sensualidad. Cómo pasa siempre que hago algo, no he recibido más que críticas. Muchos medios se han preguntado cómo he podido retrasar 30 minutos la hora. Pues muy sencillo, coges la rosca que tiene el reloj a la derecha y le das media vuelta hacia atrás a la aguja hasta que esté en dirección contraria. De hecho ni siquiera es la primera vez que cambio la hora, hace unos años ya retrasé la hora 60 minutos un día que llegaba tarde a una cita, no me gusta ser impuntual.

 

Lo que peor llevo del nuevo cambio es el jet lag. Por ejemplo, llegan las dos de la tarde y como porque es la hora de comer, pero es que luego llegan las dos y media y como era la hora a la que comía antes, tengo el cuerpo acostumbrado y tengo que volver a comer.

Evidentemente este cambio de hora es experimental. Pero si me sale bien, cuando acabe el verano estoy pensando adelantar el calendario nueve meses para ahorranos el invierno, que en invierno no hay gazpacho y se gasta mucha luz.

Norcoreano | Madrid | 26/02/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.