Liopardo » Norcoreano

Liopardo

Crítica al himno de Marta Sánchez

Crítica al himno de Marta Sánchez

La cantante Marta Sánchez, se emociona tras cantar 'a capella' su versión del himno de España

EFE La cantante Marta Sánchez, se emociona tras cantar 'a capella' su versión del himno de España

Publicidad

Norcoreano | Madrid
| 28.02.2018 15:46

Marta Sánchez, la artista que publicó un disco junto a Mónica Naranjo llamado ‘GranDiosas’ y otro junto a Gloria Gaynor titulado ‘Divas’, ha vuelto a hacer gala de su humildad poniéndole letra al himno nacional.  La artista, que reside en Miami, ya ha invitado a todo el mundo al que no le guste a que se marche de España como hizo ella. Pero sin desmerecer a la Madonna española, creo que ni es la artista adecuada para ponerle letra, ni la letra es la adecuada. Por varios motivos:

La letra no es plural, lo ideal habría sido una composición dual que hiciese sentirse representada a la mayor de la población. Una composición Marta Sánchez / Carlos Baute (a lo Lennon / McCartney) cubriría la mayor parte del target ideológico español.

España siempre ha sido un país de preferencias líricas minimalismas a nivel de himnos: “LO LO LO LO“, “OÉ, OÉ, OÉ, OÉ“…

Un himno nacional debe ser siempre altivo y vanidoso, pero puede que Marta Sánchez se pase de frenada. Recordemos que la artista ha escrito letras como : “Sigo sin entender cómo me dejaste marchar“. Incluso en aquellas canciones en las que empezaba humilde, ya se le iba la pinza en el segundo verso: “Soy una mujer normal, UNA ROSA BLANCA DE METAL“.

Puede que Marta no sea la persona ideal existiendo en España artistas con experiencia en la composición de himnos como El Arrebato.

En un país democrático como España no parece apropiado designar a dedo al compositor de la letra del himno, más aún disponiendo de una herramienta democrática como es Operación Triunfo.

Marta Sánchez ya ha realizado una contribución impagable en España desmontando el estereotipo de rubia tonta, hay que dejar paso a nuevos artistas como Gemeliers o Pitingo.

Un himno nacional debe tener siempre un puntito bélico con referencias históricas para hacerse respetar entre los vecinos. Falta un “Aplastemos gabachos“ o “Apuñalemos indios en nombre de Dios“. 

Y último: porque si se interpreta en la final de Copa podría generar división y enfrentamiento entre las dos Españas. Quizás la solución pase por hacer un dueto en directo entre Marta Sánchez y Pablo Hasel.

 

Publicidad