Liopardo » Norcoreano

Liopardo

Carta de despedida a Obama

Carta de despedida a Obama

El expresidente de Estados Unidos, Barack Obama

Gettyimages El expresidente de Estados Unidos, Barack Obama

Publicidad

Norcoreano | Madrid
| 26.02.2018 19:23
Te vas, ya era hora. Vaya ocho añitos nos has dado, te habrás quedado a gusto. El primer presidente negro de la Casa Blanca. Se ve que había algo dentro del concepto “Casa Blanca” que no terminabas de entender. No te culpo, no te daba para más. Uno de tus mayores “logros” como presidente ha sido legalizar la sodomía (el matrimonio homosexual), luego me llaman a mi maricón por elegir unos zapatos que me combinen con el bolso. Vas por ahí presumiendo de haber matado a Bin Laden y hay imágenes que demuestran que cuando pasó estabas a 10.000 km de distancia. No se puede ser más fantasma. Has estado a punto de arruinar tu país por tu empeño en darle Frenadol a los pobres. Cómo la habrás liado que los estadounidenses han terminado votando a un facha con la cara naranja con tal de que no siga gobernando tu partido. Tienen que estar contentos los Clinton. Sólo recuerdo una decisión inteligente en todo tu mandato: cancelar tu viaje oficial a Sevilla. Dos legislaturas has durado, no se puede ser más loser. Yo tengo contrato vitalicio y estoy negociando mi renovación con el Partido. Bajo tu mandado han surgido el ISIS, los runners, los hipsters, los veganos y los youtubers y no has hecho nada por impedirlo. No se podía esperar más de una persona que, según Snowden, espiaba a Angela Merkel pudiendo espiar a Scarlett Johansson. Mañana prontito de toca ir al paro a sellar la cartita del INEM. Para que veas que no soy rencoroso, quiero que sepas que mi primo está buscando gente para recoger aceituna. Es una posibilidad que te abro, aunque doy por hecho optarás por retirarte a un rancho de Milwaukee, siempre has sido un vago. Allí recordarás melancólico, mientras atrapas el cuerno de una vaca con un lazo, tus días como segundo hombre más importante del mundo por detrás mía. No se acordará de ti ni Beyoncé. Cuando le preguntes a Michelle si puedes salir a tomar una Budweiser con Joe Biden te dirá: “No, you can’t”. Ese es tu futuro, ve haciéndote a la idea. No escribo esta carta desde el rencor, la escribo desde el respeto por el adversario. Tanta paz lleves como descanso dejes. Cuando te asientes en el rancho, mándame tus coordenadas postales para que podamos seguir manteniendo la correspondencia. Un abrazo afectuoso. Tu archienemigo, Jong-un.

Publicidad