@NORCOREANO

@NORCOREANO

Sicarios de segunda

Norcoreano explica todo lo sucedido con el asesinato del periodista Jamal Khashoggi

@norcoreano
  Madrid | 25/10/2018
Salah Khashoggi, hijo del periodista opositor saudí asesinado Jamal Khashoggi
Salah Khashoggi, hijo del periodista opositor saudí asesinado Jamal Khashoggi | EFE

Hay mucho intrusismo laboral en los tiempos que vivimos, cantamañanas que van de periodistas por trabajar de tertulianos, youtubers que se creen directores de cine y mediocres que van de dictadores pero luego no te saben hacer una purga como Dios manda. Es lo que le ha pasado al príncipe saudí, Mohamed Bin Salman. Los saudís están más preocupados en vendar halcones y bañar su bidé en oro que del trabajo, y cuando llega la hora de la verdad se les nota la falta de experiencia que tenemos los que conocemos el oficio y tenemos ya unos años cotizados como tiranos freelance.

Os pongo el ejemplo de mi tío, Jang Song-thaek que en paz descanse. Mi tío y yo teníamos las típicas disputas ideológicas que surgen en el seno de los partidos políticos: que si socialismo ortodoxo o aperturismo, que si con cebolla o sin cebolla… Y además el hombre tenía ya 67 años, iba a jubilarse y pertenecía a la cúpula del partido, con lo que cobraba un sueldo importante que iba suponernos una pensión que no podíamos permitirnos si queríamos asumir los retos económicos que afrontaba el nuevo plan quinquenal: la subida de sueldo que me habían prometido. Se decidió catalogarlo como disidente y a pesar del sambenito que nos han colgado a los países socialistas de burócratas, fue un procesó rápido: fue juzgado por un tribunal militar al día siguiente y se redactó la sentencia 30 minutos antes del comienzo del juicio. Así se hace una purga, nada de “Ven al consulado que ha venido un primo tuyo y está preguntando por ti“. Nada de “Esta carne de kebab no sabe a kebab“.

Hay que trabajarse un poco más los relatos y las coartadas, por favor. “Este hombre se encerró en un cuarto con 20 sicarios nuestros y de repente empezó a autoamputarse los brazos y las piernas para estupefacción de todo el mundo“. Con eso no vas a engañar a nadie, que estamos en 2018 y la gente ha visto ya más ediciones de CSI que de Gran Hermano. Qué menos que un pequeño reconocimiento de culpa si te han pillado, un “Fue sin querer queriendo“. Un poquito de orgullo, vamos a respetar la profesión.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.