@NORCOREANO

@NORCOREANO

De agujeros negros y fotones

Ayer nos dejó el Doctor Hawking, personaje clave del último siglo con el que me unía una química especial.

Stephen Hawking
Stephen Hawking | EFE

Ayer nos dejó el Doctor Hawking, personaje clave del último siglo con el que me unía una química especial. Hice uso de su teoría sobre la radiación de los agujeros negros como metáfora de las flatulencias emitidas por el trasero de Obama. Nos conectaba nuestro inconfundible humor británico. Stephen Hawking fue un personaje clave de la física teórica del último siglo y, como aficionado a la materia que soy, quiero dedicar hoy este espacio a explicar algunas de sus aportaciones más importantes a la física y extender su legado: hacer comprensibles sus teorías al ciudadano medio.

Una de las grandes preguntas de la ciencia desde la publicación de la Teoría de la Relatividad General de Albert Einstein era qué pasaba si comprimíamos una gran cantidad de materia y energía en un volumen muy pequeño. El Doctor Hawking respondió resolvió ese enigma de manera brillante: el resultado era Kiko Rivera Pantoja.

Hawking, junto a Penrose, describió también las singularidades espacio-temporales. Siguiendo las partículas espacio-temporales podemos determinar que esas partículas tienen un punto inicial (lo que se considera una singularidad), y que en ciertas regiones todas las partículas convergen en un punto (otra singularidad). Las primeras singularidades explican el Big Bang y las segundas los agujeros negros. Las singularidades espacio-temporales también han sido utilizadas para explicar la convergencia en el espacio tiempo de Carlton y Arévalo, Tom Cruise y la Duquesa de Alba y Will Smith y Esperanza Aguirre.

Esas convergencias en el espacio tiempo fueron contrastadas en su Teórica Cuántica de los Fotones (las partículas de la luz), los fotones le sirvieron para explicar la radiación Hawking y también la convergencia en la misma foto de Will Smith y Esperanza Aguirre. La casualidad no estaba aquí en haber descubierto una radiación por la cual un agujero negro va perdiendo masa, la verdadera casualidad residía en haber descubierto una radiación que se llamaba Hawking, como él. El universo nos regala a veces serendipias inexplicables.

Aunque sus principales aportaciones se hicieron en el campo de los agujeros negros, para mucha gente Stephen Hawking es conocido por autoproclamarse ateo y considerar probada la no existencia de un ser todopoderoso que estuviese por encima de las leyes de la física, como hasta entonces defendían los seguidores de Son Goku. El Doctor Hawking fue un nombre que luchó incansablemente contra una dura enfermedad degenerativa que le dejó postrado en una silla de ruedas y a pesar de ello jamás dejó de hacer gala de su característico humor británico: “Todo cuerpo sometido a una temperatura emite radiación electromagnética. Si no emite radiación, debe tener cero grados. Ni frío, ni calor“.

Que Dios, San Pedro y el arcángel Gabriel te acojan su gloria, doctor.

@norcoreano
  Madrid | 15/03/2018

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.