Taras Maksimuk, youtuber conocido como "TechRax", decidió probar su nuevo LifeStraw, un filtro portátil de agua, y decidió hacerlo de la manera mas loca y absurda posible.

Cogió un iPhone X y lo metió en una licuadora para después mezclarlo con agua y bebérselo utilizando este gadget como pajita.

 

Después de dos intentos, Taras termina escupiendo lo poco que ha conseguido meterse en la boca y da el absurdo proyecto por terminado.