Tres vacas se escaparon de su manada y, aunque las dos primeras fueron atrapadas fácilmente, la tercera causó bastante revuelo.

Kayla Mask, de 26 años, de Eclectic, Alabama, ayudó a capturar las vacas que habían escapado de su pasto. La vaca estaba corriendo por las carreteras y se encontró con el jardín de una casa.

Allí no dudó en saltar dentro de la piscina y darse un ben chapuzón. Finalmente Kayla y Clay, de 45 años, lograron atrapar a la vaca con ayuda de dos perros y devolverla a su manada.

VER MÁS: El abrazo definitivo