Un podólogo se enfrento a uno de sus trabajos más asquerosos y complicados cuando tuvo que tratar a un paciente que no se había cortado las uñas de sus pies infectadas con hongos en más de un año.

El Doctor Binh Nguyen, de 33 años, enfrentó una tarea difícil cuando un paciente entró por la puerta de su oficina de podología de pies saludables en Tampa, Florida.

El paciente no se había cortado sus uñas infectadas en más de un año, lo que desembocó en que tuviera unas uñas largas, gruesas y descoloridas. La uña del dedo gordo era tan grande que incluso había acabado cubriendo otros dedos.

Usando su habilidad y experiencia, en el transcurso de casi 20 minutos, el Dr. Binh logró cortar las uñas enormes y gruesas.

"Cuanto más largas y gruesas son las uñas, más se tarda. Algunos procedimientos son indoloros; otros pueden lastimar a algunos debido al grosor de la uña y la presión al cortarlos ".

Pero al final, tanto el Doctor Binh como el paciente acabaron contentos con el resultado.

VER MÁS: ¡Impactante!