Los movimientos extremos de yoga de un niño indio de 10 años le han hecho ganar el apodo de "Niño de goma".

Ujjawal Vishwakarma de Meerut, en el norte de India, es tan flexible que puede doblar su cuerpo hacia atrás.

El niño, que comenzó a hacer yoga a los seis años, puede estirarse hacia atrás hasta que su cabeza toque el suelo y sentarse en una silla, todo doblando su cuerpo hacia atrás y manteniendo la cabeza apoyada sobre sus piernas.

El niño muestra su increíble habilidad para completar las posiciones de yoga más difíciles, llamado Niralamaba Purna Chakrasana, una contracción de reclinación de la tabla posterior.

VER MÁS: ¡No es verdad!