Macy Danielle Nix, de 23 años, y su amiga Nicole Boutin, de 30, disfrutaban de un paseo relajante por las paradisíacas aguas de Cabo San Lucas, en México, cuando recibieron una visita inesperada.

Un león marino apareció de la nada y de un momento a otro estaba agarrado a la parte trasera del barco pidiendo comida. Nicole se sentó cerca de él mientras su amigo le daba algo de comer. Es entonces cuando comienza la surrealista situación con la que no podrás evitar morir de risa.

El animal ruge tan fuerte que Nicole se aleja aterrorizada. Es entonces cuando el león marino aprovecha para subirse al barco con osadía mientras Nicole y Macy no saben si reír de terror o llorar de la risa.

VER MÁS: Se lleva el susto de su vida

VER MÁS: Pez humano