Un equipo de buzos grabó un extraño encuentro con un enorme saco de huevos transparente que contiene cientos de miles de chipirones.

El impresionante video submarino fue grabado por Ronald Raasch, de 48 años, mientras buceaba con otros dos miembros del equipo del buque de investigación REV Ocean en las aguas frías a las afueras de Ørsta, Noruega.

El 5 de octubre, el equipo de buzos nadaba de regreso a tierra después de visitar un naufragio de la Segunda Guerra Mundial a unos 200 metros de la costa, cuando tuvieron el encuentro único con un objeto misterioso.

Flotando 17 metros debajo de la superficie y 15 metros sobre el fondo del océano, había un orbe transparente gigante que los buzos identificaron rápidamente como un saco de huevos de calamar de 10 brazos.

La masa de gel, que por su apariencia recuerda a un huevo alienígena al mejor estilo de la ciencia ficción y cuyo tamaño le permitiría tragarse a varias personas, sirve para proteger a los moluscos durante su etapa más temprana de desarrollo, explica el portal CNet.

Se trata de un espectáculo extremadamente difícil de presenciar, dado que ese tipo de saco de huevos suelen encontrarse a grandes profundidades y duran apenas unos días antes de que las larvas crezcan y eclosionen, destruyendo el tejido envoltorio.

VER MÁS: ¡Terrorífico ataque!

VER MÁS: ¡Misteriosa criatura!